Eficiencia energética

Cogeneración de alto rendimiento: más eficiencia y menos costes

La eficiencia energética constituye un elemento determinante en las políticas industriales modernas, que deben lidiar con mercados altamente competitivos que reclaman la optimización de cada concepto de gasto.

Este papel estratégico de la cogeneración también se reconoce a nivel institucional. Según los datos publicados por la Agencia Nacional de Nuevas Tecnologías, Energía y Desarrollo Económico Sostenible (ENEA), puede lograrse un ahorro energético de hasta el 30 % a través del proceso de cogeneración. Este importante resultado está determinado por el hecho de que en una planta para la producción exclusiva de energía eléctrica, el 50-60 % de esta se dispersa en el medioambiente, mientras que en una planta de cogeneración la dispersión es de alrededor del 15 %: la energía introducida con el combustible (por ejemplo, el metano) se aprovecha en un 85 % de manera útil.

Por tanto, se logra un aumento de la eficiencia energética, un ahorro para el abastecimiento de combustible y, al mismo tiempo, una reducción en las emisiones de agentes contaminantes y de gases de efecto invernadero.

Es por ello que el Parlamento Europeo promueve la cogeneración como una solución entre las indicadas para cumplir con los objetivos del Protocolo de Kioto. En particular, la Directiva 2004/8/CE se dedica íntegramente a la promoción de la cogeneración, introduciendo el concepto de Cogeneración de Alta Eficiencia (CAE), es decir, la producción de unidades de energía eléctrica y calor que garantiza un ahorro significativo de energía primaria en comparación con plantas separadas. La norma también fue acatada por Italia gracias al Decreto Legislativo 20 de 2007.

Las plantas de cogeneración de alto rendimiento permiten obtener resultados de eficiencia energética de enorme relevancia, con la ventaja de poder gestionar la producción de energía eléctrica y térmica de manera continuada, fiable y segura. En muchos casos la cogeneración de alto rendimiento representa un auténtico motor para el crecimiento, una oportunidad para distintos sectores de la industria manufacturera en el competitivo escenario de la globalización.

Por lo tanto, la cogeneración es la elección más indicada para beneficiarse, en un periodo de tiempo razonable, de las ventajas de reducir la factura energética, ya que el combustible se usa de manera más efectiva, conteniendo también las emisiones de CO2.

«Eficiencia energética: un concepto estratégico en las políticas industriales, para crecer en mercados cada vez más competitivos.»

EL PROYECTO COD2 PARA ITALIA

LAS PECULIARIDADES DE LA EFICIENCIA ENERGÉTICA