AUTOMATIZACIÓN INDUSTRIAL PARA GARANTIZAR VELOCIDAD Y PRECISIÓN

La cadena de producción se inicia con la fabricación de los componentes de la estructura externa del módulo. El plegado, el corte y la soldadura se llevan a cabo gracias a líneas robotizadas que garantizan velocidad de ejecución y precisión. Todo ello, con la máxima seguridad y racionalidad, evitando pérdidas y consumos, reduciendo el esfuerzo físico de las personas, teniendo en cuenta la fuerte dedicación necesaria para la realización de los módulos.
Todo el proceso está interconectado con un almacén automático de nueva generación que gestiona los robots y regula,de forma coordinala, las dinámicas de almacenaje de los materiales.