Cogeneración a partir de gases especiales: transformar las necesidades en oportunidades

La cogeneración a partir de gases especiales representa una ventaja estratégica para la industria de la minería y extractiva. En particular, los pozos petrolíferos se caracterizan por la presencia natural de gas, especialmente metano.

El APG representa un problema durante las extracciones, ya que al escapar a presión puede saturar la zona de extracción, además de causar daños al medioambiente. Para eliminarlo a menudo se quema en antorcha, pero puede convertirse en una gran oportunidad si se controla y gestiona, en particular, aprovechándolo para el funcionamiento de plantas de cogeneración alimentadas por estos gases especiales. La electricidad producida con la cogeneración de APG puede usarse en los mismos lugares de extracción, por ejemplo, para el funcionamiento de estaciones de bombeo, mientras que la energía térmica puede emplearse en la fase de «primera separación» del petróleo, cuando se necesita mantenerlo fluido para facilitar las operaciones de bombeo. La cogeneración de gases especiales está cada vez más extendida, incluso en las minas de carbón. El gas metano también se desarrolla en estas actividades de extracción, que, siempre por razones de seguridad y oportunidad económica, puede utilizarse ventajosamente mediante la cogeneración.